La Torre Blanca


RinconesdelMundo.com » Casas rurales » Casas rurales Barcelona » Casas rurales Cardona » La Torre Blanca

6 de 27

La Torre Blanca


Mª Pilar Moreno resolverá tus dudas

Nombre *
Email *   Teléfono *
 
Entrada Salida Personas
Mensaje *
Recibir las mejores ofertas en mi email

Redes sociales

Web La Torre Blanca

Publicada desde 1 Julio 2004

  • La Torre Blanca
    Barcelona
  • La Torre Blanca
    Barcelona
  • La Torre Blanca
    Barcelona
  • La Torre Blanca
    Barcelona
  • La Torre Blanca
    Barcelona
  • La Torre Blanca
    Barcelona
  • La Torre Blanca
    Barcelona
  • La Torre Blanca
    Barcelona


  La Torre Blanca NO admite animales. .

La Torre Blanca es una casa rústica y moderna a la vez. Es alta y esbelta y está encima de un pequeño cerro, de manera que destaca en el paisaje y ofrece unas vistas privilegiadas a las montañas, los huertos y los campos de regadío de los alrededores.

Nos hemos esforzado a restaurar la casa antes que reformarla, intentando, en todo momento recuperar lo auténtico y genuino que se escondía debajo de las sucesivas obras que se habían hecho a lo largo del tiempo. De esta manera, picando las paredes, surgió la piedra original. En el suelo descubrimos baldosas de barro y en el techo nos esforzamos para dejar todas las vigas de madera a la vista. El resultado es una casa rústica y moderna al mismo tiempo, donde se combinan muebles antiguos y paredes de piedra con paredes pintadas de colores, cómo el azul cielo de la cocina, el grana de la sala o el verde y el violeta de algunas habitaciones.

Ideal para fines de semana, la Torre Blanca tiene tres pisos, pero las habitaciones no se alquilan por separado, sino que se alquila la casa entera. Es ideal para un grupo de amigos con niños que quieran pasar un fin de semana juntos en un entorno natural y tranquilo.

Hay una sala muy acogedora con chimenea, televisor y un espacio para los más pequeños, además de un comedor con una mesa para unas veinte personas y la cocina, uno de los rincones más bonitos de la casa, con todas las comodidades. Fuera hay 2 porches, uno con una mesa tan larga como la del comedor, para poder disfrutar de las comidas al aire libre, y otro más pequeño, ideal para contemplar las estrellas y charlar durante las noches. En el jardín, muy amplio, encontramos la barbacoa, piscina cubierta retráctil que permite cubrirla o descubrirla según la estación del año, además en la zona de la piscina encontrareis un jacuzzi.

Resumen de características:
Calefacción Televisión Cuna
Aislada en campo Equipo música Reproductor DVD
Jacuzzi Cerca de río Secador de pelo
TV habitación Chimenea Hidromasaje
Ducha hidromasaje Internet Piscina
Jardín Muebles jardín Barbacoa
Terraza Pista de padel  

Entorno y activades de La Torre Blanca

Ubicación:

Una vez en Cardona, la visita a la Montaña de Sal es imprescindible, y no solo porque se haya convertido en el símbolo de la población; esta montaña es un fenómeno único en Europa que apareció de manera natural hace unos 40 millones de años, coincidiendo con la formación de los Pirineos.

La Montaña de Sal, en la que ya se trabajaba en tiempos de los romanos, fue una mina en funcionamiento durante casi todo el siglo XX. El año 1990, como consecuencia de la evolución industrial, la actividad extractora se acabó y la montaña se abrió al público, Actualmente, tanto las minas de sal cómo el castillo de Cardona, situados en la entrada de la población (se ven desde la C-55A), reciben muchas visitas.

En el interior de la montaña

El proceso que hace que la sal se abra camino entre las rocas y llegue a la superficie adoptando formas diversas se conoce con el nombre de diapir. Actualmente, el diapir de Cardona está activo, lo que quiere decir que el nivel de sal de la montaña aumenta a un ritmo de unos 3 o 4 cm cada año.

Se puede descubrir el interior de la mina en recorridos guiados con 4x4. Es aquí donde empieza el espectáculo de estalactitas y estalagmitas creadas por la sal con el paso del tiempo, que han adquirido muchos perfiles diferentes y colores de todas las gamas. En total, son 400 m de longitud y 800 m de profundidad que se distribuyen en galerías. Cada una tiene un nombre diferente: la Capilla Sixtina por la belleza de sus tonos, la Coral por su forma de círculo o la de Santa Bárbara porque aún conserva una figura de la patrona de los mineros. Durante el recorrido se explica todo lo que hace referencia a la creación natural de estas cuevas y se muestran a los visitantes diferentes tipos de sal que se extraen de las minas; no todas las sales tienen las mismas aplicaciones, las hay que sirven para hacer jabón, otras como fertilizantes e, incluso, algunas sales acaban como componentes de explosivos. Por otro lado, no será difícil ver por los rincones algún murciélago escondido que ha encontrado en la montaña su hábitat perfecto.

Un castillo con leyenda

Saliendo de la mina y de camino hacia el centro de la población se pasa por el castillo de Cardona. Construido el año 886 por orden de Guifré el Pilós, es una excelente combinación de estilos románico y gótico. Desde el 1976 funciona cómo parador de turismo, pero se puede visitar el recinto enmurallado y pasar a la canónica de Sant Vicenç, una muestra del románico primitivo en Catalunya que fue consagrada el año 1040 y que ha estado declarada monumento nacional.

No es atrevido el decir que el castillo de Cardona es famoso en todo el mundo. Y es que, hasta lo ha visitado Hollywood: Orson Welles quedó seducido por el castillo en una visita al Bages, y entre todas las fortalezas del mundo escogió la de Cardona para rodar algunas secuencias de Campanadas a Medianoche. Tampoco le faltan leyendas. Así, la actual habitación 712 se conoce cómo la estancia del fantasma, porqué muchos huéspedes aseguran haber visto por la noche la figura de un personaje vestido de monje que pasea entre las sombras, e incluso hay quién afirma que los muebles de la habitación cambian de sitio sin que nadie los mueva.

* Texto extraído de la GUIA RACC DE TURISME RURAL 1.

Resumen de actividades:
Montar bicicleta Multiaventura Paintball
Senderismo Juegos de mesa Hípica
Jugar al padel   


(*) Distancias en línea recta